Siempre está -o debería según la normativa- estar en nuestro vehículo. Pero la realidad es que, con fortuna, son tan pocas las veces que necesitamos usarlo que es probable que se te haya olvidado la importancia de usar el chaleco reflectante cuando es obligatorio -porque lo es en algunas circunstancias- y cómo usarlo. Te refrescamos la información y, si te estás sacando el carnet de conducir, toma buena nota de esta ‘chuleta’. 

La importancia de usar el chaleco reflectante 

El chaleco reflectante es, junto a los triángulos de seguridad, uno de los Sistemas de Seguridad de Vehículos y es obligatorio llevarlo en el coche. De hecho, el Reglamento General de Vehículos establece como obligatorio llevar en el vehículo dos triángulos de seguridad y, al menos, un chaleco reflectante con alta capacidad de visibilidad. La obligatoriedad del chaleco reflectante está recogida desde 2004. 

El chaleco reflectante ¿cuándo es obligatorio ponérselo?

¿Cuándo es obligatorio ponerse el chaleco reflectante?

Teniendo en cuenta que la finalidad del chaleco reflectante es aumentar nuestra seguridad y la del resto de usuarios de la vía, será obligatorio ponérselo cuando salgamos del vehículo y ocupemos la calzada o el arcén de las vías interurbanas. 

En caso de avería 

Si tenemos una avería y tenemos que salir del vehículo, en cualquier tipo de vía (autopista, autovía o carretera) e incluso si estamos tras el guardarraíl esperando para recibir asistencia, también debemos usarlo. 

¿Aún no tienes el carnet de coche? ¡No te preocupes, sácatelo con nosotros de forma fácil y económica!

En caso de necesidad 

No siempre es una avería lo que nos puede llevar a detener nuestro vehículo. A veces, simplemente puede ser que haya empezado a nevar y tengamos que ponerle las ruedas al coche. Sea como sea, aquí también será obligatorio el uso del chaleco reflectante. 

¿Quién debe llevar el chaleco reflectante puesto?

Todas las personas que se bajen del vehículo están obligadas a usar el chaleco reflectante. Por lo que, si solo hay uno una, solo una persona podrá salir, a menos que se trate de una causa de fuerza mayor. Es decir, en la que no sea seguro permanecer dentro del vehículo.

El chaleco reflectante ¿cuándo es obligatorio ponérselo?

¿Sirve cualquier chaleco reflectante? 

Lo cierto es que no. Este chaleco es, generalmente amarillo, aunque también puede ser de color naranja y, menos frecuente, rojo. Tiene que llevar dos bandas horizontales reflectantes con 5 centímetros de altura, como mínimo, y estar certificado según la Normativa Europea (EN-471)

¿Cómo usar el chaleco reflectante cuando es obligatorio? 

Lo uses en situaciones donde sea obligatorio o no, es conveniente usar bien este elemento de seguridad vial. 

Dónde guardar los chalecos reflectantes 

Muchas personas lo llevan en el portabultos y esto es un error. 

El chaleco reflectante debe utilizarse antes de salir del vehículo y, obviamente, si lo tenemos en la parte trasera del coche tendremos que pasar un tiempo sin él fuera de la calzada hasta que lo localicemos y nos lo pongamos. 

Los chalecos reflectantes deberían ir siempre dentro del vehículo. Puede ser en la guantera, en los huecos de las puertas laterales para portar  llevar cosas, etc. 

Hay coches que, en la parte trasera de los asientos delanteros, cuentan con un pequeño hueco donde se podría colocar una revista, por ejemplo. Este es un lugar perfecto para poner los chalecos reflectantes de los pasajeros traseros.

¿Cómo colocarse un chaleco reflectante?

Los chalecos reflectantes son muy sencillos de poner. Solo asegúrate de colocar el tuyo por el lado correcto (es decir, no del revés) y de dejarlo bien enganchado para que puedas maniobrar de forma cómoda y se vea bien tu presencia en la carretera. 

¡No te lo quites hasta que no vuelvas a entrar en el vehículo! Recuerda que es obligatorio usarlo cuando te encuentras fuera de él en las vías que te hemos refrescado a lo largo del artículo. 

Sanciones por no llevar el chaleco reflectante cuando es obligatorio ponérselo 

No llevar el chaleco reflectante cuando es obligatorio tenerlo puesto puede acarrear sanciones, efectivamente. La sanción sería de tipo administrativo y podría tener un coste de 200€ aproximadamente

La multa no conlleva la retirada de puntos, pero la sanción económica nos la llevamos, eso sí. Aunque esto es lo que menos debería preocuparnos. 

Si necesitas recurrir cualquier tipo de multa puedes acudir a nuestro servicio del RACC para que te asesoren.