Es mejor tener bien estudiadas cuáles son las faltas eliminatorias de la DGT antes de presentarnos al examen para asegurar que podamos ser lo más eficaces posibles. 

¿Cuáles son las faltas eliminatorias de la DGT? Te lo contamos de forma sencilla.

Clasificación de las faltas eliminatorias de la DGT

Existen tres categorías de faltas eliminatorias de la DGT. Éstas se clasifican en función de un número: E, D y L. 

Faltas eliminatorias E

Se clasifican como faltas eliminatorias de tipo E todas aquellas que supongan un incumplimiento de las normas viales o comportamiento que pueda suponer un peligro para la seguridad tanto propia, como de los demás. 

Igualmente va a ser tenido en cuenta el incumplimiento de todas aquellas señales reguladoras circulatorias que se clasifiquen como graves o muy graves recogidas en la Ley de Tráfico.

Faltas D o deficientes 

La falta deficiente se entiende como aquel incumplimiento de las normas o los comportamientos que supongan la obstaculización del tráfico, así como el no cumplimiento de las señales reguladoras antes mencionadas. 

Tienes que conocer: 10 claves para aprobar el examen práctico de conducir

Faltas L o leves 

La falta leve se da cuando, por descarte, el incumplimiento de las normas o nuestro comportamiento al volante no suponga ninguna de las dos problemáticas anteriores. 

Es importante resaltar que también se tienen en cuenta en estas faltas el manejo de los mandos, eso sí, siempre que no sea susceptible de considerarse una falta grave o muy grave. 

Faltas eliminatorias en el examen de conducir, ¿cuáles son y cómo evitarlas?

¿Cuántas faltas eliminatorias puedo cometer según la DGT? 

Esta es la pregunta del millón. ¿Cuántas faltas puedo cometer para obtener mi permiso de circulación? De manera sencilla, una falta eliminatoria supone un suspenso directo. Visto al detalle, el cuadro queda así. Un suspenso puede ser: 

  • 1 falta eliminatoria. 
  • 2 faltas deficientes. 
  • 1 falta deficiente y 5 leves. 
  • 10 faltas leves. 

También tienes que leer: ¿Cuáles son los faltas leves en un examen práctico de conducir?

Ejemplos de faltas eliminatorias de la DGT que nos pueden arruinar el examen

Pocas cosas más útiles que ponernos en situación y abarcar con ejemplos prácticos las faltas eliminatorias de la DGT que podrían acabar con nuestro examen práctico de conducir. 

Saltarse un paso de cebra es una falta eliminatoria. Éstas son las faltas que debemos tener muy en cuenta para no suspender el examen. Otros ejemplos son: 

  1. No respetar la separación lateral con ciclistas o peatones. 
  2. No adaptar la velocidad a las condiciones de la carretera. 
  3. Rebasar la velocidad permitida. 
  4. Adelantar a otros vehículos de más de dos ruedas en intersecciones y/o sin tener visibilidad suficiente.
  5. No respetar tanto las señales como las indicaciones de los agentes de tráfico. 
  6. No ceder el paso cuando debemos hacerlo o realizar un stop. 
  7. Acceder a un carril cuyo sentido de circulación es el contrario o está reservado para autobuses.  

En definitiva, todas las infracciones que pongan en peligro la seguridad propia y de los demás es una falta eliminatoria. 

Faltas eliminatorias en el examen de conducir, ¿cuáles son y cómo evitarlas?

Ejemplos de faltas deficientes 

Aquí tienes unos cuantos ejemplos de lo que se consideran faltas deficientes: 

  1. Circular a menor velocidad de la permitida sin causa justificada. 
  2. Incorporarse de forma incorrecta a la circulación. 
  3. Detenerse o reducir demasiado la velocidad sin justificación. 
  4. Frenar antes de entrar en el carril de deceleración. 
  5. Circular sin respetar la distancia de seguridad. 
  6. No facilitar el paso a los servicios de urgencia. 
  7. Aparcar el vehículo de forma que sobresalga respecto a la alineación con el resto de vehículos o de las propias marcas que delimitan la zona de estacionamiento. 

Si te fijas, todas estas cosas hacen que la circulación no sea fluida e incluso que nuestros movimientos pueden llegar a ser peligrosos. 

Ejemplos de faltas leves 

Por muy leves que considere la DGT estas faltas, no por ello debemos prestarle menos atención. Recuerda que bastan 5 faltas leves y una deficiente o 10 faltas leves para que suspendamos el carnet de conducir. Mira estos ejemplos: 

  1. No comprobar el vehículo y adaptarlo antes de iniciar la marcha. 
  2. No señalizar de forma adecuada una maniobra. 
  3. Golpear un bordillo (sin subirlo)
  4. Adelantar por la derecha en vías que tienen más de dos carriles para cada sentido. 
  5. Acelerar sin haber colocado la marcha correcta o con el punto muerto.  
  6. Cambiar de forma brusca las marchas. 

Aquí un dato que te va a ser de mucha ayuda: cada vez que se te cale el coche, se anotará como una falta leve. Esto significa que si se te cala 10 veces, habrás suspendido. 

Anota estas claves y lánzate a obtener tu carnet de coche, si aún no lo has hecho.