Si se acerca la fecha de tu examen de conducir práctico, seguro que te has imaginado en muchas situaciones a las que podrías llegar y te has preguntado si las superarías con éxito. Hacer un ceda el paso y un stop son dos pruebas imprescindibles que debes conocer a la perfección. ¡Te damos las claves para hacerlo bien a la primera! 

¿Sabes hacer un ceda el paso?

El ceda el paso es una de las señales más importantes que se ubica en cruces de calles con diferente prioridad o zonas de alto tráfico. Su objetivo es recordar que, al llegar a esa intersección, deberás ceder o dejar el paso a los vehículos que vienen por la otra vía.  

Lo primero que deberás hacer será distinguir entre los dos tipos que existen: un ceda el paso en intersecciones y en incorporaciones. 

¿Cómo ceder el paso en intersecciones?

  • Cuando encuentres una señal en poste o asfalto de ceda el paso, siempre deberás ceder el paso al resto de vehículos.
  • Si además hay un semáforo, darás prioridad a la señal luminosa cuando sea verde. Si es ámbar, aumentarás la precaución y si es roja, detendrás el vehículo.

Recuerda que en todos los casos deberás disminuir la velocidad para frenar y vigilar a los otros vehículos.

Cómo hacer un ceda el paso y un stop correctamente para aprobar el examen práctico

 

¿Cómo ceder el paso en incorporaciones?

Si circulas por tu carril y se va a incorporar un vehículo, ¿qué deberías hacer? 

  1. Primero, le facilitarás la entrada siempre que sea posible. 
  2. Si puedes acelerar o decelerar levemente (respetando los límites máximos y mínimos de la carretera), también está permitido. 
  3. Podrás cambiar al carril de la izquierda para facilitar la entrada del vehículo pero comprueba que no viene ningún coche.

La maniobra de facilitar la entrada de un vehículo no puede suponer un prejuicio para el tráfico.

Si eres tú quien conduce por el carril de incorporación, esto es lo que deberías hacer:

  • Observa la entrada más fácil y accede a ella suavemente y respetando las señales.
  • No esperes al último momento ni te adelantes.  
  • No tomes el arcén como si fuese un carril extra.

Uno de los motivos más frecuentes para suspender el examen práctico es el de saltarse un ceda el paso en incorporaciones a la vía pero ahora ya sabes las claves.

Te puede interesar leer: ¿Cuáles son los faltas leves en un examen práctico de conducir?

La visibilidad (o no) en el ceda el paso 

Observar, señalizar y situarse correctamente son tres pasos fundamentales cuando te encuentras en esta situación. ¿Quién tiene preferencia de paso en un ceda? Salimos de dudas a continuación:

Con visibilidad

  • Llegarás con la segunda marcha al mínimo de velocidad.
  • Si no viene ningún vehículo al que ceder el paso, pasarás acelerando con la segunda marcha.

Sin visibilidad  

  • Antes de llegar a la intersección, pisarás el freno, el embrague y pondrás la primera marcha. 
  • La velocidad debe ser de 1 Km/h, y cuando tengas visibilidad para observar si vienen vehículos, deberás detenerte sin invadir demasiado la intersección. 
  • Si no viene ningún vehículo, no será necesario detenerse.
  • Podrás continuar la marcha, subir el embrague y acelerar con la primera marcha.

Cómo hacer un ceda el paso y un stop correctamente para aprobar el examen práctico

Hacer un stop no tiene misterios para un Starter como tú

Así como la señal de hacer un ceda puede generar dudas, cuando se trata de una señal de stop, lo deberías tener claro: siempre se detiene el paso. 

¿Qué pasa si te saltas un ceda el paso o un STOP?

La multa por no respetar una de estas señales supone una sanción económica de 200 euros además de la retirada de 4 puntos del carnet de conducir.

El día del examen, no improvises. Saltarse estas señales conllevan una falta grave por la que se suspende directamente. Confía en todo lo que has aprendido y en tu sentido común. La precaución y la seguridad serán tus mejores aliados.

Ahora seguro que superas con éxito estas situaciones pero si quieres comprobarlo, solo necesitas apuntarte a la autoescuela para sacarte el carnet de coche.